Dic 052017
 
El de Marely Racing correrá con un Clio en la última prueba del Andaluz

Jose Luis Prado volverá a enfundarse el mono de carreras este fin de semana con motivo de la II Subida a Casarabonela, última prueba puntuable para el Campeonato Andaluz de Montaña.

El piloto de Torrox lleva un tiempo alejado del volante (que no de las carreras) por incompatibilidad de su agenda laboral, concretamente desde la Subida a Lanjarón, y es que desde el mes de Julio, Jose Luis Prado ha estado muy atareado con temas laborales y le ha sido casi imposible correr.

Aunque Prado ha podido asistir recientemente a algunas pruebas para hacer labores de cronometrador, está deseando subirse de nuevo en un coche y hacer lo que más le gusta, pisar a fondo.

Además, durante ese tiempo ha aprovechado para ir afinando el Astra GSI ‘Pink Panther’, que ha pasado por ONA Racing en Martos para recibir actualizaciones y mejoras en su gestión electrónica.

Para la Subida de este fin de semana (prueba que cierra el andaluz de montaña), Prado no saldrá con el Astra de Marely Racing, sino con el Renualt Clio Sport de Talleres Quintano que pudimos ver hace unas semanas en la Subida a Olvera.

Desde este equipo de Dos Hermanas se han ofrecido a ceder este coche al piloto malagueño para disputar esta última prueba del año, una oferta que no ha podido rechazar. Ya solo queda ver cómo se adapta a la montura francesa, una versión Sport que ronda los 200 cv.

El viernes por la tarde tendrán lugar las verificaciones técnicas, y el sábado las seis mangas de carrera, ya que se disputan el mismo día la Fase A y la Fse B. Estaremos allí acompañando a nuestro piloto y al equipo Marely Racing y Talleres Quintano.




<<< Volver a Notas de Prensa de Marely Racing Team
Share Button